Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Febrero de 1997
Astronomía

El deuterio primordial y la gran explosión

Los núcleos de este isótopo del hidrógeno se formaron en los primeros momentos tras la gran explosión. Su abundancia nos introduce en la evolución del universo primitivo y nos desentraña la naturaleza de la materia oscura del cosmos.
El modelo del universo primitivo que se basa en la gran explosión ("big bang") es sencillísimo. De acuerdo con el mis­mo, el universo incipiente carecía de cualquier tipo de estructura a escalas mayores que las partículas elementales. Sus predicciones se rigen sólo por la relatividad general, el modelo estándar de la física de las partículas elementales y las reglas de distribución de la energía de la termodinámica fundamental; no obstante, describe casi a la perfección la bola de fuego primordial.
Los núcleos atómicos que se engendraron durante los primeros segundos y minutos del universo nos hablan de lo que sucedió en los balbuceos del universo y de su composición y estructura actuales. La gran explosión generó un universo hecho casi exclusivamente de hidrógeno y helio. El deuterio, isótopo pesado del hidrógeno, sólo se formó al principio del universo; es, por tanto, un testimonio muy importante de las circunstancias de entonces. La razón entre el número de átomos de deuterio y el de átomos de hidrógeno ordinario depende de la cantidad total y de la uniformidad de la materia que se creó durante la gran explosión. A lo largo de los últimos años se han logrado, por fin, mediciones fidedignas y directas del deuterio presente en las nubes de gas más viejas. Cabe esperar que sus resultados ofrezcan una contrastación precisa de la cosmología de la gran explosión

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.