Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Noviembre de 1988
Astronomía

El cometa Halley en primer plano

El despliegue de vehículos espaciales que pasaron cerca del cometa hace dos años proporcionó imágenes espectaculares y datos que continúan suministrando una información muy valiosa sobre la naturaleza de nuestro fiel visitante.

El mes de marzo de 1986 se recordará por haber coincidido con una de las citas espaciales más espectaculares de la historia de la ciencia planetaria. Durante ese mes, una flota de sondas espaciales (dos japonesas, dos soviéticas y una europea) convergieron sobre el cometa Halley. Su objetivo era ambicioso: analizar los gases y el polvo en la inmediata vecindad de un cometa y fotografiar su núcleo, que es un cuerpo sólido, pequeño y ocultado en el interior de la cabeza de ese cuerpo celeste.

El Halley supera en fama e importancia histórica a los demás cometas. También es uno de los mejor adaptados para tales encuentros. A diferencia de los cometas que aparecen por vez primera, el Halley posee una órbita bien conocida, que nos faculta para enviar sondas cerca del núcleo capaces de obtener buenos datos. Además, la fuerte emisión de gas y polvo por el cometa sugiere que éste retiene gran parte de sus componentes helados y polvorientos originales. Dicho de otra manera, el cometa está constituido, probablemente, por materia primitiva y refleja, por ende, las condiciones que prevalecían cuando nació el Sistema Solar. Los cometas que tienen períodos medios más cortos que el de Halley —justo por debajo de los 77 años— se hallan sometidos con mayor frecuencia a erosión por la radiación solar al pasar cerca del Sol. Es, por tanto, menos probable que ofrezcan tal ventana para inspeccionar el pasado remoto.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.