Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Arenas del mundo

La arena, uno de los elementos más corrientes de la superficie terrestre, es también uno de los que ofrecen mayor diversidad.
Cuando tomamos en la playa un puñado de arena y la miramos escurrirse entre los dedos tenemos ante nuestra vista el producto de millones de años de historia geológica. Si miramos las partículas al microscopio, se nos revelará su historia, vale decir, los secretos de su origen y su andadura en el tiempo.
Casi todas las arenas inician su vida siendo rocas continentales de regiones montañosas, rocas compuestas sobre todo por cuarzo y feldespato. La fragmentación me­cánica (por movimiento de glaciares o por ciclos de congelación y deshielo) produce piedras y cantos rodados. Después, el ataque químico (de la vegetación y la lluvia) se conjuga con la desintegración mecánica para ir royendo estos peñascos y guijarros, dando al cabo nacimiento a granos sueltos. En la definición de los geólogos, las arenas son fragmentos pétreos de diámetro com­prendido entre 0,05 y 2 milímetros; las partículas de tamaño mayor se denominan gravas, las de tamaño menor, lodos.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.