Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Máquinas biomoleculares elásticas

Cadenas sintéticas de aminoácidos, modeladas a imagen de las que se encuentran en el tejido conjuntivo, transforman calor y energía en movimiento.

En los seres vivos, el movimiento constituye un fenómeno enigmático. Hablemos del parpadeo de un ojo, de la contracción de un músculo, de la súbita zancada de un corredor, del arranque y proyección de un levantador de pesas, diríase que el movimiento surge espontáneamente desde dentro. No es, desde luego, el de un avión, de un cohete o de un camión, que resulta de la expansión explosiva de gases a alta temperatura. Ni viene impuesto desde fuera, como en los veleros, las olas o los árboles, agitados por el viento.

Cada organismo es un ejemplo de cómo acoplar, con éxito, múltiples máquinas biomoleculares que transforman energía a partir de la luz o de sustancias químicas básicas en cualquier cosa que el cuerpo necesite —movimiento, calor o la construcción y organización de las estructuras internas—. A lo largo de los últimos 40 años, los bioquímicos han venido reproduciendo el diseño de las proteínas que forman los principales componentes de esas máquinas. Muy recientemente, mis colegas y yo hemos logrado crear modelos artificiales que realizan las conversiones de energía propias de los seres vivos. Estas moléculas elásticas pueden estirarse y contraerse en respuesta a señales químicas y eléctricas, o pueden generar productos químicos ante estímulos mecánicos. En teoría, estas moléculas se hallan capacitadas para convertir cualquier tipo de estímulo en cualquier otra forma de energía.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.