Técnicas de la cantería inca

¿Cómo fue posible extraer sillares tan monumentales, desbastarlos y unirlos de tal modo que ni la hoja de un cuchillo quepa entre ellos? Para responder a esta pregunta el autor trabajó en una cantera inca.

La cultura inca no alcanzó su esplendor hasta más o menos cien años antes de producirse la conquista española en 1532. Durante ese siglo, la sociedad inca pasó de ser un pequeño estado agrícola del centro de Perú a convertirse en un poderoso imperio que se extendía desde Chile hasta Ecuador. Uno de los aspectos de su florecimiento cultural fue su ambicioso programa de construcciones iniciadas por Pachacuti, el noveno Inca, en 1438. Encomendó a sus canteros la reconstrucción de Cuzco, la capital del floreciente imperio, tarea que no se interrumpió con su muerte. Sus sucesores ampliaron las construcciones bastante más lejos de las fronteras de Cuzco. A través de todo Perú fueron levantándose templos, palacios, almacenes y cisternas, que en algunos casos sustituyeron a edificaciones precedentes.

El plan constructivo de Pachacuti no sólo era ambicioso, sino también innovador. Aunque las primitivas estructuras incas fueron probablemente de adobe o de mampostería, las nuevas se hicieron sin mortero de ningún tipo. Colosales sillares de casi 100.000 kilos fueron ajustados entre sí de suerte que ni siquiera hoy la hoja de un cuchillo cabe entre ellos.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.