Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

La división sexual en Çatalhöyük

El mayor poblado neolítico conocido nos revela algunas claves sobre los papeles que correspondían a cada sexo en las sociedades agrícolas arcaicas.

Hace 9000 años, en las llanuras de la Turquía interior, un grupo de pobladores neolíticos se estableció en la orilla de un río. La ciudad que allí construyeron, Çatalhöyük, creció hasta albergar unos 8000 habitantes en sus 2000 casas. Adensada la población en 10,5 hectáreas de terreno, sin calles, la gente se trasladaba de un sitio a otro por los tejados. Por el tejado se entraba también a la vivienda; bajando por una escalera se accedía a la estancia principal, repleta de pinturas y esculturas que representaban toros, venados, leopardos, buitres y figuras humanas.

Aquellos pobladores de las postrimerías de la Edad de Piedra disponían de útiles líticos finamente pulidos. Habían domesticado cereales y ovejas. Cazaban venados, cerdos y caballos salvajes y sabían aprovechar plantas silvestres. Aunque no se trata del poblado agrícola más antiguo, este yacimiento siempre ha ocupado un lugar en los debates sobre el estilo de vida de los agricultores primitivos. Su interés reside en el tamaño del poblado, notablemente extenso para la época, y su elaborado patrimonio artístico.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.