Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Octubre de 2001
Ecología

El accidente de las minas de Aznalcóllar

El mayor desastre ambiental ocurrido en España se produjo en las inmediaciones de una de las áreas protegidas más emblemáticas de Europa. Sus efectos negativos en el ecosistema ponen de manifiesto la necesidad de un mayor rigor en el control ambiental.
La catástrofe ocurrida en la mina de Aznalcóllar en la madrugada del 25 de abril de 1998 es, sin lugar a dudas, el mayor desastre ambiental ocurrido en España y uno de los más graves de Europa occidental, no sólo por su magnitud, sino también por haberse producido en las proximidades de uno de los parajes naturales más importantes de Europa: el Parque de Doñana. Después de tres años del accidente conviene hacer balance y analizar sus causas, sus efectos y las lecciones que debemos extraer para el futuro.
La comarca de Doñana está situada en el área próxima a la desembocadura del río Guadalquivir, en las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz. Comprende una extensa zona de marismas, con lucios, lagunas y caños, así como zonas de dunas, pinares, matorrales y pastos y una agricultura rica y variada. Desde 1978, unas 50.000 Ha están protegidas bajo la figura de Parque Nacional, declarado Reserva de la Biosfera en 1981 y, en 1994, Patrimonio de la Humanidad. En sus límites norte, este y sur se encuentra el Parque Natural, con una extensión de 54.000 Ha adicionales.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.