La próxima revolución informática

En menos de 50 años los ordenadores se han convertido en elemento fundamental de la socidedad industrial; en la etapa que se avecina crecerán al menos en un orden de magnitud y constituirán una herramienta ubicua.

Cuando se inventó el ordenador electrónico, se le recibió como mera curiosidad de laboratorio. Hoy resulta inconcebible que la sociedad industrial contemporánea existiera sin él. El aparato financiero nacional e internacional, la industria manufacturera o la red de transporte, por citar algunos ejemplos, dependen de flujos electrónicos de información. Igualmente dependen del ordenador los especialistas que proyectan nuevos materiales, los farmacólogos que tratan de aislar nuevos principios activos de origen biológico o los físicos que exploran la naturaleza de la materia. La informática ha calado en el tejido de la actividad intelectual y económica en una medida sin precedentes. Posiblemente sea la informática la más apasionante aventura tecnológica de la historia. Ciertamente, así nos lo parece a quienes tomamos parte en ella. ¡Imagine el lector lo que supone trabajar en un campo que crece a ritmo exponencial!

La informática se halla ante el umbral de una nueva etapa. A lo largo del próximo decenio y merced a los progresos que registren los equipos de cómputo y la programación, incrementará, en un orden de magnitud, su potencia, versatilidad y refinamiento. Se convertirá, al mismo tiempo, en una suerte de herramienta intelectual, siempre a mano y, en última instancia, tan ubicua como el teléfono. La utilización de las máquinas se beneficiará del empleo de interfases visuales o naturales, y una red de enlaces de alta capacidad permitirá poner en contacto cualquier combinación de individuos necesitados de recursos informáticos, trátese de médicos ante un diagnóstico difícil, banqueros que redacten un contrato, ingenieros aeronáuticos en pleno diseño de una nueva célula de avión, cosmólogos interesados en un modelo de evolución del universo o estudiantes que preparan un examen.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.