Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Su dinero también tuitea

El nivel de ingresos de los usuarios de Twitter puede predecirse a partir de sus mensajes.

THOMAS FUCHS

Al igual que de sexo, la mayoría de las personas prefiere no hablar de dinero en público. Sin embargo, todos dejamos con regularidad pistas digitales sobre nuestra situación económica... incluso cuando nos expresamos dentro del límite de los 140 caracteres por mensaje que permite Twitter.

Un análisis de 10,8 millones de mensajes redactados por 5000 miembros de la red social ha demostrado que la información contenida en los tuits permite inferir el nivel de ingresos del usuario. Daniel Preoţiuc-Pietro, investigador de la Universidad de Pensilvania especializado en procesamiento del lenguaje natural, y sus colaboradores usaron la profesión declarada por los usuarios para clasificar al 90 por ciento de los sujetos en grupos de ingresos. Después, usaron un sistema de aprendizaje automatizado (uno que analiza los datos que recibe y realiza predicciones a partir de ellos) para identificar las características de los mensajes de cada grupo. Al aplicar el modelo al otro 10 por ciento de los usuarios, el sistema acertó a predecir sus recursos económicos. Los resultados aparecieron publicados este otoño en la revista PLoS ONE.

Quienes gozaban de ingresos más altos solían hablar de negocios, política y actividades sin ánimo de lucro. Sin embargo, quienes pertenecían a los segmentos económicos inferiores se atenían sobre todo a asuntos personales (consejos de belleza, por ejemplo) o a sus experiencias. El análisis reveló, además, que es más probable que los tuits de quienes ganan más dinero expresen miedo o ira.

En otros estudios previos con métodos de aprendizaje automatizado, Preoţiuc-Pietro y sus colaboradores lograron predecir el sexo, la edad y la orientación política de los usuarios de Twitter. Pudieron incluso detectar indicios de depresión posparto o trastorno de estrés postraumático. Los investigadores siguen desarrollando su modelo, si bien Preoţiuc-Pietro advierte que el aprendizaje automatizado solo puede llegar hasta donde le permiten los datos a los que tiene acceso. «La gente debería ser consciente de cuánto está revelando acerca de sí misma de forma inadvertida», concluye el investigador.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.