Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Abril de 1993
Cosmología

Radiación cósmica del fondo de microondas

Las observaciones realizadas por el satélite COBE confirman la teoría cosmológica de la gran explosión, si bien queda aún por explicar la formación de las galaxias, los cúmulos, los grandes vacíos y otras estructuras.

Nadie podía sospechar que con aquel artículo, de título anodino ("Una medida de un exceso de temperatura a 4080 megaciclos por segundo"), A. A. Penzias y R. W. Wilson iban a revolucionar la cosmología. Lo publicaron el mes de mayo de 1965 en The Astrophysical Journal. La interpretación de que la temperatura residual de unos tres grados sobre el cero absoluto, y a una longitud de onda de 7,3 centímetros, corresponde a una radiación de fondo que proviene de un pasado muy denso y caliente del universo constituye uno de los pilares sobre los que se asienta el modelo de la gran explosión ("big bang").

Veintisiete años después, G. Smoot, del laboratorio Lawrence de Berkeley, hacía público que los millones de datos obtenidos hasta entonces por el satélite COBE ("Explorador del Fondo Cósmico") permitían concluir que existen anisotropías en la radiación de fondo de microondas en el rango de 10-5; o lo que es lo mismo: cuando observamos el cielo en la región de microondas del espectro de la luz con dos antenas que apuntan en sendas direcciones, separadas por un ángulo de unos 10 grados, la temperatura medida por las antenas difiere, en promedio, en una parte en cien mil. Esa observación corrobora que nuestras ideas acerca del origen del universo y de la formación de estructuras mediante la inestabilidad gravitacional no andan muy desencaminadas.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.