Corales en 3D

Los escáneres dentales podrían servir para modelizar el crecimiento de los corales jóvenes.

[GARY BELL/OCEANWIDE/MINDEN PICTURES]

Una herramienta de uso común entre los dentistas podría encontrar pronto una aplicación ajena a la salud bucal. Un estudio reciente muestra que los escáneres dentales pueden servir como dispositivos portátiles para controlar el crecimiento de los corales jóvenes, un indicador crucial para predecir cómo afectará el cambio climático a los arrecifes.

El estrés térmico puede acabar con los arrecifes de coral maduros y limitar su regeneración. «El crecimiento, la reproducción y la supervivencia son los principales aspectos en los que nos fijamos para determinar la salud de los arrecifes», señala Kate Quigley, bióloga marina del Instituto Australiano de Ciencias Marinas. Modelizando los corales jóvenes en tres dimensiones, los investigadores pueden evaluar en qué medida se ramifican, desarrollan formas complejas y alcanzan el tamaño preciso para reproducirse. Si las condiciones del agua inhiben demasiado el crecimiento de los corales, el arrecife no logrará recuperarse.

Resulta difícil crear modelos tridimensionales de corales tan pequeños: los investigadores pueden aplicar técnicas de tomografía computarizada, sumergirlos en cera o conectar laboriosamente las medidas de un escáner comercial, pero estos métodos a menudo son lentos y proporcionan imágenes de baja resolución. Un día, al ver que su dentista empleaba un aparato alargado que enfocaba luz sobre los dientes para crear una imagen detallada en tres dimensiones, Quigley tuvo una idea: si ese dispositivo podía medir con precisión las hendiduras de sus muelas, también debería servir para escanear pequeños corales vivos. Y es que estos, al igual que los dientes, es­tán húmedos y son ricos en calcio.

En su estudio, publicado en Methods in Ecology and Evolution, Quigley puso a prueba el escáner intraoral. Descubrió que permitía modelizar los corales jóvenes de una manera asequible, sencilla y mucho más rápida que las técnicas actuales, y además ofrecía más resolución. Gracias a este instrumento portátil, los científicos podrían evaluar con mayor facilidad cómo sobrellevan el estrés las especies de coral.

«Los corales jóvenes son esenciales para restaurar los arrecifes y conseguir que se recuperen de alteraciones como los huracanes y las olas de calor. Por desgracia, esos ejemplares juveniles son los que peor conocemos, porque es difícil medirlos con precisión sin que se dispare el coste», comenta Joshua Madin, científico del Instituto de Biología Marina de Hawái ajeno al estudio. «Este trabajo constituye un gran ejemplo de cómo aprovechar una técnica madura desarrollada en otro campo para aplicarla a la investigación de los arrecifes de coral.» 

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.