Hace millón y medio de años, hombres primitivos que hoy llamamos Homo erectus salieron de Africa hacia u nmundo deshabitado. ¿Fueron sus descendientes —los Neandertal en Europa, el Hombre de Pekín en China, el Pitecántropo de Java y otros— nuestros antecesores? ¿Fueron, por contra, primos lejanos de ramas extinguidas en el árbol de familia humano? Estas cuestiones dividen hoy a los paleoantropólogos.

En la mesa de debate de la revista hay dos bandos: el registro fósil tradicional y el tesoro de información recién hallado, el de la extrapolación a la historia evolutiva de organismos vivos que los biólogos moleculares hacen de los cambios operados en los genes. Las conclusiones que se extraen no son compartidas. En estas páginas, dos genéticos, Allan C. Wilson y Rebecca L. Cann, sugieren que los hombres modernos descienden de humanos que vivieron en Africa hace sólo 200.000 años y sustituyeron a los hombres primitivos en otras partes. Alan G. Thorne y Milford H. Wolpoff, antropólogos, alegan en cambio que el Homo sapiens moderno surgió gradualmente en todo el mundo. Los puntos de vista que uno y otro bando aportan revelan la potencia —y las limitaciones— de los instrumentos disponibles para indagar en la prehistoria.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Otros artículos del informe especial «La evolución humana a debate»

Evolución multirregional de los humanos

    • Alan G. Thorne
    • Milford H. Wolpoff

Origen africano reciente de los humanos

    • Allan C. Wilson
    • Rebecca L. Cann

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.