Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Marzo de 2017
Tecnología

Herramientas metálicas diminutas

Un nuevo método de impresión en 3D inspirado en la industria de los semiconductores logra nuevos récords de miniaturización.

Fórceps para biopsias. [CORTESÍA DE MICROFABRICA]

En la carrera hacia la miniaturización de todo tipo de objetos, desde aparatos electrónicos hasta dispositivos médicos, los fabricantes se topan una y otra vez con el problema de los detalles: ¿cómo fabricar componentes a escala casi microscópica pero conservando sus rasgos más finos? Microfabrica, una compañía californiana, ha concebido un proceso que combina la impresión en 3D, donde las estructuras se van formando capa a capa, con las técnicas empleadas en la industria de los microchips, basadas en galvanizar una superficie con iones metálicos. La nueva técnica crea objetos a partir de capas metálicas de 5 micrómetros de espesor, lo que permite obtener estructuras extraordinariamente finas. (En comparación, las capas de las impresoras 3D PolyJet, que rocían plásticos a través de unas boquillas, alcanzan un grosor mínimo de 16 micrómetros.)

La técnica de Microfabrica abre la puerta a crear nuevas herramientas y a miniaturizar aún más las viejas. Por iniciativa de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados para la Defensa (DARPA), la compañía ha desarrollado un diminuto refrigerador para microcircuitos, así como un mecanismo temporizador para usarlo en municiones. También elaboran instrumentos quirúrgicos, como fórceps para biopsias de menos de un milímetro de diámetro, o «armazones» para tejidos cuyas uniones les permiten expandirse al paso del crecimiento celular. Carol Livermore, profesora de ingeniería mecánica e industrial de la Universidad Nororiental, en EE.UU., alaba el potencial de la compañía: «No me consta que haya ninguna impresora 3D de altas prestaciones que supere lo que hacen».

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.