Los peculiares cuerpos fructíferos de los mohos mucilaginosos

[BARRY WEBB]

Cuando el fotógrafo Barry Webb gatea por el bosque, busca algo que muchos no alcanzarían a ver sino con dificultad, pues apenas se alzan dos o tres milímetros del suelo: los cuerpos fructíferos de los mixomicetos. Para la ciencia, la clasificación de los mohos mucilaginosos, como también se los conoce, ha resultado ser un asunto tan escurridizo como su nombre, pues en el pasado han sido encuadrados en el reino de las plantas, de los hongos o incluso de los animales. Estos protistas habitan en superficies húmedas y a menudo en descomposición, como tocones de árboles, hojarasca o estiércol. Como acto postrero antes de morir, emiten los cuerpos fructíferos, o esporocarpos. Cuando estos se secan, se abren y el aire arrastra las esporas que quedan expuestas. En la imagen se aprecian los de la especie Metatrichia floriformis. Webb creó la imagen a partir de múltiples fotografías tomadas desde puntos de enfoque diferentes, lo que ofrece un resultado mucho más detallado del que sería posible con una sola instantánea.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.