Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Diciembre 2000Nº 291

Informe especial Internet inalámbrica

Tecnología

El salto de la tercera generación

Toda revolución exige un plan. ¿Qué técnica lo proporcionará?
Menear
Sólo hay que esperar a que las redes de telefonía celular funcionen a alta velocidad. Y ello será cuando los operadores de Japón comiencen a explotar los sistemas inalámbricos de telefonía celular llamados de la tercera generación (3G). Avanzando de este a oeste, estas redes ágiles deberán llegar en 2002 a Europa y en 2003 a EE.UU. A diferencia de las dos generaciones anteriores de redes celulares, los sistemas 3G han sido concebidos para transmitir/recibir datos y voz. Los operadores prometen descargas que se acerquen a los 2,4 megabit por segundo (Mbit/s), a doble velocidad que los servicios de banda ancha por línea y con rapidez suficiente para bombardear teléfonos móviles, ordenadores de bolsillo y portátiles con vídeo, música y juegos.
Eso es lo que dicen, al menos. Pero cada vez hay más voces advirtiendo que estos sistemas no van a cumplir todo lo que pregonan.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados