Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Diciembre de 2000
Ingeniería electrónica

Promesas y riesgos del WAP

El Protocolo de Aplicaciones Inalámbricas (WAP) permite la conexión a Internet de los usuarios de telefonía celular, pero la técnica adolece de graves limitaciones.
Todo viaje inolvidable comienza con un primer paso. La industria de telecomunicaciones parece persuadida de que el primer paso hacia una Internet móvil es la implantación de un conjunto de especificaciones técnicas denominado Protocolo de Aplicaciones Inalámbricas (Wireless Application Protocol, WAP).
En los últimos años hemos visto la introducción de redes de datos por los principales operadores inalámbricos para extraer información de la Telaraña Mundial y mostrarla en las diminutas pantallas de los teléfonos. Las especificaciones WAP normalizarán esencialmente la transmisión de documentos de Internet a teléfonos celulares, buscapersonas y otros aparatos de bolsillo. Los operadores europeos están ya adoptando las normas WAP en sus redes de datos, y algunos operadores en EE.UU. "Sprint PCS y Nextel" prometen adoptarlas en el futuro. Los partidarios del WAP sostienen que esa transición acelerará la expansión de la Internet inalámbrica. Pero los detractores arguyen que las especificaciones WAP son inadecuadas porque limitan gravemente el acceso del usuario a Internet. Todavía no está claro si el WAP anuncia una edad dorada real de la transmisión inalámbrica de datos o resultará ser un comienzo en falso.

Otros artículos del informe especial Internet inalámbrica

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.