Interfaces táctiles

Al teclear un número o ajustar el volumen sobre la pantalla de un teléfono inteligente, la sensación táctil es siempre la misma, con independencia de dónde pulsemos. Ahora, la compañía Verizon propone una nueva interfaz para remediar ese detalle.
CORTESÍA DE LA OFICINA DE PATENTES Y REGISTROS DE EE.UU.
Al teclear un número o ajustar el volumen sobre la pantalla de un teléfono inteligente, la sensación táctil es siempre la misma, con independencia de dónde pulsemos. Ahora, la compañía Verizon propone una nueva interfaz para remediar ese detalle.
La idea consiste en emplazar un dispositivo mecánico bajo la pantalla que eleve algunas partes de la superficie según el gráfico mostrado. Al marcar un número, aparecería un teclado de teléfono; si se desea cambiar de canción, emergerían los controles de pausa y avance rápido. Así no solo se conseguiría un mayor estímulo sensorial, sino que, al distinguir con mayor facilidad unas teclas de otras, se reducirían los errores. «Se sentiría una elevación sutil en la pantalla», explica George Higa, diseñador de interfaces de usuario de Verizon. La patente no especifica qué dispositivo emplearía Verizon para hacer sobresalir los botones. Sin embargo, Higa confía en que el rápido avance de la tecnología ofrecerá pronto varias opciones.
Los investigadores han demostrado la posibilidad de recrear estímulos táctiles mediante matrices de patillas metálicas, chorros de aire y corrientes eléctricas. Allison M. Okamura, profesora de ingeniería mecánica en la Universidad Johns Hopkins, es de la opinión de que las interfaces hápticas (basadas en el sentido del tacto) abundarán en el futuro.
El mayor desafío sigue siendo adaptar la técnica a los aparatos de bolsillo. Un grupo de investigadores de la Universidad Noroccidental ha diseñado un dispositivo (TPaD) que, mediante ultrasonidos, hace vibrar la pantalla de tal manera que algunas zonas aparecen resbaladizas al tacto; además, los programadores pueden modular la fricción en las diferentes partes de la pantalla. Por desgracia, el menor de estos dispositivos cuenta con quince centímetros de alto y cinco de espesor. «Aunque sería estupendo disponer de un aparato como el que describe [Verizon], no sé cómo podría caber en un teléfono», indica Okamura.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.