Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

La evolución codificada

Nuevos descubrimientos concernientes a las reglas que gobiernan la codificación génica de las proteínas han revelado cuán excelente es la "programación" con la que la naturaleza protege a la vida de errores catastróficos y acelera su evolución.

El 14 de abril de 2003 se anunció la secuenciación del genoma humano, un inventario de los 3000millones de pares de nucleótidos de ADN que encierran los planos de construcción de un ser humano. Subsiste, empero, el difícil problema de separar todos los genes funcionales de los residuos sin valor, amén de lograr un conocimiento más pleno del cómo y el cuándo de la activación génica, de qué modo afectan sus instrucciones al comportamiento de las proteínas que cifran. No es maravilla, pues, que el director del Proyecto Genoma Humano, Francis S. Collins, dijera que la hazaña de su grupo era solamente "el fin del principio".

Collins aludía también a otro acontecimiento conmemorado esa misma semana: el principio del principio, ocurrido 50 años antes, cuando James D. Watson y Francis H. Crick desvelaron la estructura de la molécula misma de ADN. Fue aquélla, asimismo, una época apasionante. Se sabía que la molécula que habían conseguido visualizar encerraba nada menos que el secreto de la vida, que era la molécula que permitía a los organismos compendiarse a sí mismos en un conjunto de instrucciones de montaje, para después convertir otra vez en metabolismo vivo la información así inscrita. Los esfuerzos para desentrañar la forma en que se producía esta conversión mantuvieron embelesada a la comunidad científica durante los años siguientes.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.