Estrellas imposibles

Una de las mayores incógnitas en astrofísica la constituye la formación de estrellas de gran masa. Según las teorías tradicionales, tales estrellas nunca hubieran podido nacer
ESA/PACS/SPIRE/HOBYS Consortia
Una de las mayores incógnitas en astrofísica la constituye la formación de estrellas de gran masa. Según las teorías tradicionales, tales estrellas nunca hubieran podido nacer: la enorme cantidad de radiación emitida nada más "encenderse" debería vencer la atracción gravitatoria y dispersar la nube de polvo que alimenta su formación [véase "Formación estelar", por Erick T. Young; Investigación y Ciencia, abril de 2010]. No obstante, es un hecho que tales estrellas existen. Pero son extremadamente escasas, por lo que su proceso de gestación siempre había eludido los ojos de los astrónomos.
Hace unas semanas, el Observatorio Espacial Herschel observó, por vez primera, una región de protoestrellas gigantes (de entre 8 y 10 masas solares) en pleno proceso de formación. Se detectaron en los bordes de dos regiones con gran abundancia de hidrógeno ionizado, resultado que parece apuntalar una de las propuestas teóricas que se habían adelantado para explicar la existencia de estos astros "imposibles".

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.