Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Julio 2010Nº 406

Física de partículas

Neutrinos para observar el cosmos

Los neutrinos no son sólo una curiosidad de la física de partículas, sino también una herramienta práctica en astronomía.

Menear

En 2002, cuando la Comisión Nobel otorgó el galardón a Ray Davis y Masatoshi Koshiba, eran varios los méritos que pudo haber enfatizado. Entre otros hallazgos, Davis había detectado los neutrinos solares (la primera vez que se observaban neutrinos de procedencia cósmica) y Koshiba, los originados en la gran supernova de 1987. Su trabajo supuso una proeza experimental que, años más tarde, ayudó a confirmar que los neutrinos, en contra de lo que muchos teóricos habían asumido, poseían una pequeña masa. Sin embargo, a Davis y Koshiba se les reconoció, por encima de todo, la creación de una nueva disciplina: la astronomía de neutrinos.

Con ello, además de una notable curiosidad teórica, los neutrinos se convirtieron en una herramienta para explorar el universo. Al igual que los astrónomos de hace un siglo se embarcaron en la construcción de los primeros telescopios ópticos gigantes, hoy se procede al diseño de enormes telescopios de neutrinos. Con ellos se han detectado decenas de miles de estas partículas y ya se han obtenido las primeras imágenes en neutrinos del Sol.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados