Muerte por plástico

En el Pacífico norte se ha observado una enorme masa de basura flotante, la cual ha sido bautizada como Gran Mancha de Basura del Pacífico.
CHRIS JORDAN
Una buena parte de los 260 millones de toneladas de plástico que se usan cada año en el mundo va a parar a los océanos, con el consiguiente peligro para la vida marina. En el Pacífico norte se ha observado una enorme masa de basura flotante, la cual ha sido bautizada como Gran Mancha de Basura del Pacífico. A lo largo de los dos últimos años, el fotógrafo Chris Jordan ha documentado el efecto de los residuos plásticos sobre la fauna y flora del atolón de Midway, al noroeste de las islas Hawai. En esta zona, de unos ocho kilómetros cuadrados, habitan albatros. A menudo, los especímenes adultos confunden residuos de colores con animales marinos y alimentan con ellos a sus crías, con letales consecuencias. «Hay un ave muerta cada diez pasos, en diferentes estados de descomposición», afirma Jordan, que fotografió a los polluelos y los contenidos de sus estómagos: tapones de botellas, encendedores y tapas de botes de especias, entre otros.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.