Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Junio de 2006
Automoción

Vehículos híbridos

Mientras crece la aceptación de los vehículos híbridos de gasolina y electricidad, parcos en combustible, se vislumbra ya una nueva generación de híbridos más limpios y económicos.
Con las subidas recientes del precio de la gasolina, el interés por los vehículos híbridos, que combinan un motor de combustión interna corriente con un motor eléctrico alimentado por batería, ha ido creciendo. Un coche medio recorre más de 10 kilómetros por litro de gasolina; uno híbrido, como el Toyota Prius, con una conducción adecuada, recorrerá entre vez y media y más de dos veces, según los casos, esa distancia. Las ventas anuales de híbridos se doblaron en Estados Unidos de 2004 a 2005, hasta las 200.000 unidades, y se espera que alcancen el medio millón para 2010. Hacia el 2020, la mayoría quizá de los modelos nuevos ofrecerá la opción de la propulsión híbrida.
Para entonces, la siguiente generación, la de los híbridos "enchufables", aprovechará mejor el combustible y ofrecerá otras ventajas: la recarga económica de baterías en horas nocturnas sin más que enchufar una clavija a una toma eléctrica de 120 volt en el hogar o el trabajo, muy pocas visitas a las gasolineras al año e incluso la posibilidad de revender la energía sobrante a la red eléctrica. Además de las ventajas para el consumidor, los nuevos coches enchufables contribuirán a reducir la emisión de gases de invernadero, que ya no emitirán millones de tubos de escape, sino las plantas generadoras de electricidad. Estas centrales, hoy alimentadas por carbón o gas natural, en el futuro deberían utilizar fuentes de energía renovables (viento, rayos solares) o incluso sistemas avanzados que quemen combustibles fósiles pero capturen el dióxido de carbono y lo almacenen bajo tierra.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.