Los peligros del libre comercio

Los economistas tienen por costumbre ignorar los costes ocultos del libre comercio para el ambiente y la sociedad.

Ninguna doctrina política goza de mayor aceptación entre los economistas que la del libre comercio basado en la especialización internacional en función de la ventaja comparativa que reporta. Durante mucho tiempo, el libre comercio se supuso bueno mientras no se demostrase lo contrario. Ese supuesto constituye la piedra angular del Acuerdo General sobre Comercio y Aranceles (GATI) y del propuesto Acuerdo Norteamericano de Libre Comercio (NAFrA). Las bases de negociación en la Ronda Uruguay fortalecen el compromiso del GATI con el libre comercio y la mundialización de la economía.

Pero habría que invertir esta premisa, y optar por favorecer la producción nacional para mercados domésticos. Se acudiría al comercio internacional equilibrado cuando fuera oportuno, sin permitirle nunca entrometerse en los asuntos de un país ante el riesgo de que provoque un desastre ambiental y social. La economía nacional debería representar el perro y el comercio internacional su rabo. Sin embargo, el GATI pretende atar los rabos de todos los perros con tal fuerza que sería el nudo internacional el que dirigiría el movimiento de cada perro nacional.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Otros artículos del informe especial «Impacto ambiental del libre comercio»

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.