Tendencias en física teórica

Explicación de todo

Una simetría nueva, la dualidad, está cambiando la idea que los físicos suelen forjarse de las partículas fundamentales, o cuerdas. Marca además el camino hacia una teoría de todo.

Una leve brisa agita el aire caliente bajo el cobertizo, pero apenas alivia a los físicos que se cobijan en su sombra. El grito estridente de una urraca interrumpe la entonación uniforme de la relatora. "Quiero que mi gravedad canónica tetradimensional sea única en el infinito", dice Renata Kallosh, de la Universidad de Stanford, mientras garabatea ecuaciones en la improvisada pizarra. Llega de lejos el crescendo de un concierto, y de pronto dejan de oírse sus sones. Jeffrey A. Harvey, de la Universidad de Chicago, pregunta:

— Que tus agujeros negros tengan masa nula, ¿qué quiere decir? ¿Se mueven a la velocidad de la luz?
— No, no tienen nada, ni siquiera cantidad de movimiento — se vuelve y contesta Gary T. Horowitz, de la Universidad de California en Santa Bárbara.
— ¡Qué disparate! — ahora es Leonard Susskind, de Stanford.
— ¡No tienen energía, no tienen cantidad de movimiento, ahí no hay nada!— protesta Harvey.

El acalorado debate, dejado sin resolver, pasa a otra cosa. Se trata de una disputa más entre las frecuentes en que se enzarzan los reunidos en el Centro Aspen de Física, en las Montañas Rocosas de Colorado. En el ambiente se masca una excitación a duras penas reprimida. La teoría del todo, o TOE ("Theory of Everything"), creen los teóricos, espera a la vuelta de la esquina.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.