Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Estrés vegetal inducido por metales pesados

Las plantas, en razón de su fisiología abierta al medio ambiente y su gran flexibilidad adaptativa, son un laboratorio excepcional de experimentación de la contaminación por metales pesados.

Un centenar de elementos químicos, aproximadamente, son los componentes naturales de la Tierra. De ellos, sólo la cuarta parte intervienen en la constitución normal de los seres vivos. En razón de sus propiedades físicas y químicas, los elementos ocupan lugares diferentes de la tabla periódica. Los metales, un conjunto muy destacado entre los elementos, están en la base de muchos materiales y procesos industriales y técnicos: metalurgia del hierro y del acero, cables de cobre, aleaciones, biocidas, plásticos, cementos, etcétera. Metales pesados son aquellos cuyo peso específico supera los cinco gramos por centímetro cúbico. Se trata de un grupo muy numeroso, que comprende unos dos tercios del total de elementos químicos naturales.

Desde un punto de vista biológico, los metales pesados están recibiendo gran atención debido a su potencial toxicidad. Aunque no suelen abundar en estado natural, salvo en zonas localizadas (minerías), por su interés industrial, el acúmulo de residuos y su concentración en los fangos de depuradoras están generando una notable y creciente contaminación antropogénica de la biosfera. Ante esa situación, las plantas constituyen un material idóneo para el estudio de las acciones de los metales pesados sobre los seres vivos; son sistemas abiertos a la comunicación (positiva o negativa) con su entorno y forman el primer eslabón de las cadenas tróficas en los ecosistemas.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.