Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Los psiquiatras no son los únicos preocupados por la normalidad. En su esfuerzo por conocer la estructura global del universo, los astrónomos intentan descifrar una nueva imagen del Telescopio Espacial Hubble (izquierda), que ofrece una prueba contundente de que las galaxias brillantes de forma elíptica o espiral —como nuestra propia Via Láctea— constituyen una minoría marginal en el universo. Lo habitual son los objetos axules irregulares.

Rogier Windhorst dirigió el equipo que tomó esta imagen de las misteriosas "galaxias axules tenues". Su color indica que en ellas abundan las estrellas jóvenes y calientes; la forma irregular sugiere, en algunos casos, que las galaxias son muy dinámicas, y chocan e interactúan unas con otras. Además, suelen abundar a distancias de tres a ocho mil millones de años, correspondientes a una época en que el universo tenía alrededor de la mitad de su edad actual. Esas estructuras azules tenues parecen haber desaparecido casi por completo en el presente. ¿Se autodestruyeron o, simplemente, se desvanecieron? Las observaciones con telescopios gigantes en tierra que están ahora en marcha habrán de contarnos la vida de las galaxias "normales".

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.