Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

El retorno del hombre invisible

Ante la imposibilidad de hacernos transparentes, jugar con la reflexión permite pasar sin ser vistos.
BRUNO VACARO
Eliminar la opacidad del cuerpo es el sueño dorado de los especialistas en diagnóstico clínico por imágenes. Y también el de quienes desean sustraerse a las miradas de todos. ¿Qué proponer a esos tímidos incorregibles? Ya que, a diferencia de algunos animales marinos, no podemos hacernos transparentes, quizá podamos construir los artilugios adecuados. ¿Tal vez un buen traje mimético? Existe una solución mejor: una capa de invisibilidad.
Hacerse invisible supone un proyecto muy ambicioso, ya que el objetivo requiere no absorber, reflejar ni dispersar luz alguna, condiciones que rara vez se satisfacen. El plexiglás es transparente, pero refleja parte de la luz, pues su índice de refracción difiere bastante de el del aire. Para ver, los animales marinos necesitan absorber luz, por lo que al menos sus ojos resultan visibles (por no hablar del contenido de los intestinos).
Seamos más modestos y empecemos por buscar nuestro capote invisible entre aviones y buques furtivos. Estos no pretenden ser totalmente invisibles; les basta con hurtarse a la detección del radar. Para ello, deben evitar reflejar hacia el aparato las ondas que este emite de manera continua para sondear el cielo. Una primera idea consiste en emplear materiales que reenvíen una cantidad mínima de radiación en el intervalo de frecuencias empleado por el radar. Si bien esta estrategia ha dado algunos frutos, los resultados aún no son del todo satisfactorios

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.