Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Virus y síndrome de fatiga crónica

Ante la posible causa vírica de este trastorno neurológico, los expertos aconsejan rechazar las donaciones de sangre de los enfermos.
Proyecto WaveCat©, Xunta de Galicia
Los científicos pueden seguir debatiendo el papel de los virus en el síndrome de fatiga crónica, pero lo cierto es que los bancos de sangre no quieren correr riesgos. El verano de 2010, la AABB (organización no gubernamental que representa a las entidades que recogen donaciones de sangre) pidió a las personas que sufren esta afección que se abstuvieran de donar sangre. En diciembre del año pasado, la Cruz Roja estadouniden-
se fue más allá: prohibió que donasen sangre en sus centros las personas que revelasen, en una entrevista previa, que sufrían el síndrome, caracterizado por fatiga y dolores graves con una duración de seis meses o más.
La causa de estas precauciones especiales es el XMRV (virus xenotrópico relacionado con el virus de la leucemia murina), un retrovirus que parece estar asociado al síndrome de fatiga crónica. Un estudio publicado en 2009 en Science reveló que el XMRV se había encontrado en un 67 por ciento de los pacientes y solo en un 3,7 por ciento de los participantes sanos. Sin embargo, trabajos posteriores no hallaron el virus ni en las personas sanas ni en las que sufrían el síndrome, lo cual sugiere, en opinión de algunos expertos, que el XMRV podría ser un contaminante de laboratorio que sesgó el estudio inicial.

Contenidos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.