Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Septiembre 2018Nº 504
Cartas de los lectores

Cosmología

Gratuito

Cartas de los lectores: Agujeros negros primitivos

Menear

Con respecto al artículo «Los primeros agujeros negros supermasivos», de Priyamvada Natarajan [Investigación y Ciencia, abril de 2018]: si en el universo primitivo ya había un número sustancial de estos objetos, los cuáles aún pueden verse hoy desde grandes distancias, ¿qué fue de ellos? ¿No deberíamos verlos, así como los cuásares que producen, a distancias más próximas en el universo moderno?

Jean Renard Ward

Se han hallado agujeros negros supermasivos en el centro de las galaxias espirales. Dado que algunos de estos objetos son mucho mayores de lo que se pensaba hasta ahora, ¿sigue siendo necesaria la materia oscura para explicar la cohesión de las galaxias?

Bruce Emerick
Carriere, Misisipi

RESPONDE NATARAJAN: En respuesta a la pregunta de Ward, sí vemos monstruosos agujeros negros a nuestro alrededor, en el universo cercano. Casi todas las galaxias próximas albergan en su centro uno de estos objetos, siendo las más brillantes las que hospedan a los más masivos. Pero estos monstruos cercanos ya no se están alimentando de gas, por lo que no brillan en forma de cuásares. En su lugar, los detectamos por el efecto que ejercen en el movimiento de las estrellas vecinas, las cuales aceleran. Al medir sus velocidades, podemos inferir el tirón gravitatorio del agujero negro y estimar su masa.

En cuanto a la pregunta de Emerick, a pesar de que los agujeros negros que ocupan el centro de las galaxias son supermasivos, su región de influencia es limitada: las estrellas de las regiones interiores los superan en masa, por lo que son estas las que dominan gravitacionalmente. Por desgracia, estos monstruos resultan insuficientes para mantener cohesionada a la galaxia, ya que su gravedad domina solo en una pequeña región. Y, para explicar las velocidades de rotación de las estrellas en las regiones exteriores, sigue siendo necesario postular la existencia de grandes cantidades de materia oscura.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados