Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Septiembre 2018Nº 504
Cartas de los lectores

Química

Gratuito

Cartas de los lectores: Elementos superpesados

Menear

En «La isla de los pesos pesados» [Investigación y Ciencia, mayo de 2018], Christoph E. Düllmann y Michael Block explican los intentos para generar elementos químicos superpesados capaces de pervivir varios minutos o más antes de desintegrarse, lo que daría lugar a una «isla de estabilidad» en la tabla periódica.

Cabría pensar que los isótopos superpesados cercanos a la isla de estabilidad se generarían en las colisiones de estrellas de neutrones, las cuales destacan por la creación de isótopos pesados y ricos en neutrones. ¿Sería posible detectar elementos superpesados ​​en los restos de colisiones de estrellas de neutrones, como el observado el año pasado? En los restos de esa colisión, ¿se detectó o se infirió la presencia de uranio?

David Lambert
San José, California

 

RESPONDE DÜLLMANN: La cuestión de si los elementos superpesados podrían formarse en procesos naturales es una de las más interesantes del campo, y aún carece de respuesta concluyente. Una pregunta abierta es cómo se desintegran los núcleos más pesados que se generan en los fenómenos astrofísicos. Si lo hacen por fisión espontánea (es decir, descomponiéndose en dos fragmentos más ligeros), no habría acceso a la isla de estabilidad. Por el contrario, si fuesen lo suficientemente estables para que el modo dominante de desintegración fuese otro, como la desintegración beta, sí podría haber una ruta que llevase a dicha isla. Por tanto, estudiar la estructura nuclear y la estabilidad de los elementos más pesados constituye una parte importante de la investigación. De especial interés son los núcleos más ricos en neutrones, ya que los eventos astrofísicos relevantes tienen lugar en entornos ricos en neutrones.

En cuanto a la colisión de estrellas de neutrones observada hace poco, en ella no se identificaron elementos individuales. La firma óptica detectada puede explicarse mediante la formación de elementos muy pesados, pero no se midió ninguna señal específicamente ligada al uranio.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados