Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Agosto 1998Nº 263

Historia de la medicina

El alcohol en el mundo occidental

Considerado hoy agente patológico, el alcohol esconde una historia harto compleja.
Menear
Igual que una persona, también una sustancia podría mostrar aspectos distintos, contradictorios incluso, de su realidad. Poliédrico es el alcohol etílico. Podemos acercarnos al mismo desde planteamientos muy dispares: promotor de la sociabilidad, acompañante en la mesa, beneficioso para la salud cardiovascular o factor de destrucción del individuo.
Sin embargo, a lo largo de una par­te extensísima de la historia de nuestra civilización, el alcohol ha desempeñado un papel muy distinto. En buena parte de los últimos 10.000 años, la alcohólica fue verosímilmente la bebida diaria más popular, fuente indispensable de líquidos y calorías. En un mundo donde el suministro de agua estaba contaminado y era peligroso, el alcohol se ganó con razón el calificativo que le dieron los medievales: aqua vitae, "agua de vida".

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados