La marcha irregular de la luz del día

Las horas de luz cambian de manera desigual a lo largo del año.

Las horas de luz de las que podemos disfrutar cada día dependen de la latitud y de la estación del año. ¿Cómo se producen esas variaciones? [GETTY IMAGES/PEDAL-POWER-PHOTOS/ISTOCK]

Quienes viven en latitudes medias gozan del máximo número de horas de luz durante el solsticio de verano y soportan el máximo número de horas de oscuridad durante el de invierno. Entre esos dos extremos, el tiempo de luz solar aumenta o disminuye cada día, pero esa variación no es constante: es menor a mitad del verano y del invierno, y mayor en torno a los equinoccios de primavera y otoño. En esas dos épocas del año, las variaciones más acusadas ocurren cerca de los polos y conducen a unos dos meses en los que el sol nunca se pone o nunca sale. A lo largo del ecuador no se producen cambios: hay 12 horas de día y noche durante todo el año.

FUENTE: CALCULADORA SOLAR DE LA NOAA; JEN CHRISTIANSEN Y MAPPING SPECIALISTS (<em>gráficos</em>)

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.