Los sonidos de la arena

Conocido desde hace siglos, el sonido del arenal sigue siendo uno de los fenómenos más desconcertantes de la naturaleza.
Durante milenios, los nómadas del desierto han oído voces y sonidos misteriosos provocados, a su decir, por fantasmas y demonios. Marco Polo creía que a veces los espíritus malignos "llenaban el aire con sones de instrumentos musicales de todo tipo, redobles de tambor y chasquidos de espadas". La explicación que damos ahora a ese fenómeno es menos esotérica. Los sonidos son emisiones producidas por los desplazamiantos de las arenas.
Se han localizado al menos 30 dunas "retumbantes" en los desiertos y playas de Africa, Asia, Norteamérica y algún sitio más. Quienes las han oído asocian los sonidos que producen con campanas, trompetas, órganos, sirenas, cañonazos, truenos, ronroneo de un avión de hélice en vuelo a baja altura, zumbido de los cables de telégrafo, gemidos y murmullos. Pese a ello, los investigadores no aciertan a ponerse de acuerdo en cómo y por qué, bajo determinadas condiciones, la arena canta.

Contenidos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.