Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Octubre de 1982
Historia de la ciencia

El caso Galileo

Al intentar probar que la Tierra gira alrededor del Sol, Galileo adoptó un modo de razonar que no sólo llevó a que la Iglesia le procesara, sino también a la nueva metodología científica de contrastación de hipótesis.

HOUGHTON LIBRARY FOR RARE BOOKS, UNIVERSIDAD DE HARVARD

Las dificultades de Galileo con la Iglesia católica, que acabaron en su proceso y consiguiente humillación, se suelen describir como una confrontación entre la ciencia empírica y el dogmatismo ciego. A pesar de su abjuración, no hay duda que Galileo creía que el sistema heliocéntrico copernicano era cierto. Hoy, una vez firmemente establecido el Sol como centro del sistema planetario, es fácil afirmar que la razón estaba de parte de Galileo y que la Iglesia estaba equivocada. Pero en tiempos de Galileo las opiniones y pareceres estaban lejos de ser tan evidentes.

Galileo defendió el sistema copernicano con una serie de argumentos ingeniosos y originales que en gran parte se basaban en sus recientes observaciones con el telescopio. Desde un punto de vista moderno la defensa de Galileo parece imponerse de inmediato, pero cuando presentó sus ideas no había aún ninguna prueba observacional de la nueva cosmología, y hasta el propio Galileo hacía notar que nunca admiraría lo suficiente a aquellos que habían adoptado el sistema heliocéntrico en contra de la evidencia de los sentidos. Para los criterios de la época, su razonamiento no sólo se oponía a la Iglesia tradicional, sino que también dejaba mucho que desear desde un punto de vista lógico. Yo diría que Galileo estaba infringiendo las reglas admitidas de la ciencia, pero que al hacerlo creó unas nuevas reglas, que han sido aceptadas desde entonces.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.