Nuevas estrategias para la energía nuclear

Una estrategia para liberar la energía nuclear del punto muerto actual podría surgir de la nueva generación de reactores de baja potencia, de probada seguridad.

Los reactores nucleares generan alrededor del 15 por ciento de la producción eléctrica mundial. Francia, Alemania Federal, Japón y otras naciones que dependen, en buena parte, de la energía nuclear tienen en proyecto un nuevo impulso del sector. La misma situación se presenta en la mayoría de naciones las de Europa oriental y en otros países menos desarrollados. En Estados Unidos, donde se desarrollaron los reactores de agua ligera (LWR) que suministran la mayor parte de la electricidad mundial, y donde, con mucho, se ha construido el mayor número de centrales nucleares de dicho tipo, la energía nuclear se encuentra en una fase de estancamiento. Las compañías eléctricas que, en los primeros años setenta, se embarcaron en un vasto programa de proyectos nucleares, han abandonado, una década más tarde, la idea de construir una central nuclear más. A pesar de la prevista necesidad de una mayor potencia instalada para finales de siglo, la energía nuclear no puede reclamar hoy «ser la opción a utilizar en última instancia», por usar una frase del expresidente Carter. Para las compañías eléctricas ésa no es, en absoluto, una opción.

El éxito de los proyectos nucleares, dentro y fuera de los Estados Unidos, ha confirmado que no existe nada que, de suyo, resulte inviable en este contexto. Además, aunque se ofrezcan otras fuentes alternativas de energía para las compañías eléctricas y estén en curso de desarrollo técnicas distintas de la nuclear, el abandono de ésta conllevaría una producción eléctrica menos eficaz y menos benigna desde el punto de vista ambiental. Abunda todavía el petróleo y el gas, pero su crecimiento será más lento y costoso. No es fácil una combustión limpia del carbón: la lluvia ácida y otros subproductos ocasionan graves daños a la biosfera no siempre controlables. Además, el dióxido de carbono que se libera en la combustión de los combustibles fósiles puede producir serios problemas en el clima. En otro sentido, está por demostrar que la técnica solar para la producción de energía eléctrica le convierta en económicamente competitiva, salvo en casos muy aislados y para usos concretos.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.