Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Mayo 2001Nº 296

óptica astronómica

Interferometría estelar

Con el advenimiento de una nueva generación de interferómetros ópticos los astrónomos abordan el estudio de las estrellas con un poder resolutivo 100 veces superior al que se alcanza mediante el Telescopio Espacial Hubble
Menear
Cierta noche de hace unos 20 años uno de los autores tomó los prismáticos de su padre dormido y salió de puntillas. El futuro astrónomo había decidido buscar compañeros de juegos en otros planetas alrededor de estrellas. Para su desesperación, los prismáticos no le reportaron ninguna ventaja. A simple vista, las estrellas eran puntos de luz titilantes; con los prismáticos, también. Aunque las mayores estrellas podrían abarcar el sistema solar entero en sus tamaños luminosos, todas, salvo el Sol, distan tanto, que no pueden resolverse con los prismáticos.
Veinte años después, aquel niño percibe ahora no sólo el punto de luz, sino también el disco circular, al menos de algunas de las más brillantes. Semejante resolución estelar se funda en una técnica sugerida hace más de un siglo: la interferometría. En vez de mirar a través de los prismáticos o incluso a través del telescopio común, se utiliza un ordenador conectado a un interferómetro óptico. Durante más de medio siglo, la interferometría en longitudes de onda radio conoció un éxito espectacular, cartografiando las estructuras de galaxias lejanas y de los cuásares por medio de sus emisiones radio. Sin embargo, en los últimos 15 años la técnica se ha abierto a la interferometría en el infrarrojo y en el visible, con unos resultados que han merecido la espera. El Telescopio Espacial Hubble es el "rey" supremo en la toma de imágenes de calidad de los objetos más débiles, pero la interferometría óptica desde la Tierra puede ver, en el caso de las estrellas más brillantes, detalles de finura 100 veces superior.

Puede conseguir el artículo en: