El arte caleidoscópico de los corales

Un proyecto multimedia une ciencia y arte para mostrar al público la biodiversidad y las adaptaciones de estos organismos.

[CORAL MORPHOLOGIC]

Bajo las aguas cercanas a Miami, los arrecifes de coral ofrecen un espectáculo de neón que rivaliza con el colorido y brillo de la ciudad. Dar a conocer al gran público esas semejanzas es el propósito del dúo artístico y científico Coral Morphologic. El músico J. D. McKay y el biólogo marino Colin Foord colaboran y usan filmaciones de corales originarios de Florida y otras partes del mundo en montajes artísticos y multimedia. Pretenden contribuir así a que los espectadores aprecien y defiendan este ecosistema submarino vital. El brillante trabajo, con imágenes de pólipos de tonos rojos y verdes fluorescentes, no se ha mostrado en salas de exposición, sino que se ha proyectado sobre las fachadas de edificios de Miami.

Durante los últimos años, los corales cercanos a esta ciudad han iniciado la colonización de los espigones locales, lo que se espera que sea un indicio de su resistencia a las cambiantes condiciones marinas. Estos organismos pioneros «podrían tener la clave del modo en que los arrecifes del planeta intentarán adaptarse a la influencia humana en el siglo XXI», afirman McKay y Foord. Si el coral es capaz de prosperar de algún modo en el alterable litoral de Miami, ¿podría apañárselas para sobrevivir en otros lugares?

Los llamativos colores de los corales, como este del género <em>Pectinia</em>, del Indopacífico, son tan alegres como funcionales. En las aguas poco profundas, los pigmentos protegen las algas que viven en el seno del coral contra la dañina luz ultravioleta, mientras que, a mayor profundidad, en mar abierto, la fluorescencia les proporciona la cantidad de luz necesaria para completar la fotosíntesis. [CORAL MORPHOLOGIC]<br /><br />

Los corales no solo se alimentan de los animales microscópicos que constituyen el zooplancton. En el vídeo, un coral del Indopacífico del género Fungia atrapa con su boca la cabeza de un pez. Se ha visto a otros miembros del género propios del Mar Rojo devorar medusas de hasta la mitad de su tamaño. [CORAL MORPHOLOGIC]

Boca del coral <em>Cycloseris</em>, del Indopacífico. El alimento acaba en la cavidad gastrovascular, que es también el equivalente del sistema excretor, donde las células digestivas vierten sus desechos. [CORAL MORPHOLOGIC]

<p class="NormalDECERCA">Primer plano <em>Echinophyllia</em>, del Indopacífico. Muchas de esas <a href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3744204/" target="_blank">variedades</a> coralinas tapizan como alfombras las rocas del arrecife. Esta estrategia reduce su vulnerabilidad frente a los daños causados por los temporales, a diferencia del crecimiento vertical de sus parientes arboriformes. [CORAL MORPHOLOGIC]

<p class="NormalDECERCA">Ni medusa, ni coral, ni anémona, este coralimorfo es uno de los miembros menos conocidos del filo de los cnidarios, mostrado aquí en una fotografía de fluorescencia. En 2007, <a href="https://link.springer.com/article/10.1007/s10530-018-1696-1" target="_blank">se descubrieron</a> unos arrecifes plagados de una especie de coralimorfo en la Reserva Nacional del Atolón Palmyra, posiblemente atraído por el óxido de hierro que se desprende de las boyas marinas y de un pecio cercano. [CORAL MORPHOLOGIC]

La especie <em>Ricordea florida</em> ha sido víctima de la recolección ilegal en Florida y Puerto Rico. [CORAL MORPHOLOGIC]<br /><br />

Una anémona Phymanthus crucifer, que puede hallarse fija en los arrecifes de Florida, despliega sus tentáculos. Cada brazo está cubierto de células especiales que propinan picaduras urticantes o adhesivas a las presas que se acercan. [CORAL MORPHOLOGIC]

<p class="NormalDECERCA">Boca del coralimorfo <em>Ricordea yuma</em>, habitante del Indopacífico. Aunque son parientes cercanos de los corales, los coralimorfos no construyen su propio exoesqueleto, como hacen los primeros. Los expertos anhelan saber por qué ambos tipos de cnidarios divergieron en ese <a href="https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0094774#s4" target="_blank">rasgo esencial</a>. [CORAL MORPHOLOGIC]

<p class="NormalDECERCA"><span lang="ES-TRAD">Un coral <em>Astreoides</em>. Este género pertenece al extenso grupo de los corales pétreos, en que cada pólipo segrega carbonato de calcio para crear un duradero armazón de soporte. Este compuesto es el componente básico de la piedra caliza, que forma las islas de los Cayos de Florida, de modo que todos los pobladores humanos viven sobre los restos de antiguos arrecifes coralinos. [CORAL MORPHOLOGIC]</span>

<p class="NormalDECERCA">Si el lector necesita un minuto para ver el caballito de mar camuflado entre el coral, ese es justamente el efecto que persigue el macho gestante de la imagen. Estos hipocampos pigmeos, de <a href="https://www.newscientist.com/article/mg22630240-100-cute-but-deadly-the-camouflaged-world-of-the-pygmy-seahorse/" target="_blank">escasos centímetros</a>, viven exclusivamente entre <a href="https://link.springer.com/article/10.1007/s00338-007-0352-5" target="_blank">gorgonias</a>. [CORAL MORPHOLOGIC]

Si eres investigador en el campo de las ciencias de la vida y la naturaleza, y tienes buenas fotografías que ilustren algún fenómeno de interés, te invitamos a participar en esta sección. Más información, aquí.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.