Estructura de los cuasicristales

Los cuasicristales no están ordenados uniformemente como los cristales, ni son amorfos como los vidrios. Se pueden explicar muchos de sus rasgos distintivos, pero su estructura atómica permanece en el misterio.

Cuando el aluminio, cobre y hierro se funden juntos y se enfrían rápidamente, pueden solidificar en forma de grano con la figura de un dodecaedro perfecto, sólido geométrico con doce caras pentagonales regulares. Aunque estos granos dodecaédricos semejan un cristal, distan mucho de serlo. Los cristales se componen de celdas unitarias, bloques idénticos que poseen, cada uno, la misma distribución de átomos y se encajan con sus vecinos de la misma manera. Pero no podemos construir un grano dodecaédrico con átomos dispuestos en celdas unitarias de una forma exclusiva, sean aquéllas cubos o incluso dodecaedros. El grano dodecaédrico es un cuasicristal.

En efecto, todas las investigaciones de la estructura a escala atómica muestran que los cuasicristales no están compuestos por celdas unitarias repetidas. Es evidente que estos nuevos y sorprendentes materiales no pueden ser cristales, pero no es evidente a primera vista qué sean. A medida que los físicos, químicos y científicos de materiales se fueron adentrando en las estructuras de los cuasicristales, percibieron que los cristales periódicos, cuyas estructuras atómicas han sido objeto de estudio desde hace 78 años, constituían un subconjunto más de los posibles tipos de sólidos ordenados.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Contenidos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.