Dientes probeta

El cultivo de tejido dentario abriría nuevas vías para la obtención de órganos importantes, a la vez que daría paso a la odontología regenerativa.

De los dientes sólo nos acordamos cuando se nos caen o necesitan alguna reparación. Llegado ese momento, las opciones resultan decepcionantes: vivir sin ellos o sustituirlos por prótesis inertes. En occidente, se estima que el 85 por ciento de los adultos se han sometido alguna vez a un tratamiento odontológico. Un siete por ciento han perdido uno o más dientes a la edad de 17 años. Después de los 50, faltan una media de 12 piezas.

El diente de repuesto ideal sería la pieza fabricada a partir de tejido del propio paciente y que creciera en su futuro emplazamiento; pero tales dientes duermen en el sueño de la bioingeniería. No obstante, merced a una triple conjunción —conocimiento de las primeras etapas del desarrollo dentario, progreso de la biología de las células madre y avance de la ingeniería tisular—, la odontología regenerativa está cada día más cerca de convertirse en realidad.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.