Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Septiembre 2005Nº 348

Historia de la física

La física y los diagramas de Feynman

En manos de la primera generación de físicos de la posguerra, un artificio de cálculo ideado para sacar a la electrodinámica cuántica del callejón sin salida en que se hallaba acabaría transformando la física.

Menear

A George Gamow, el ingenioso físico teórico que tanto contribuyó a la creación de la teoría de la gran explosión ("Big Bang"), le placía explicar qué le gustaba más de su oficio: podía recostarse en un sofá y cerrar los ojos sin que nadie supiese discernir si estaba trabajando o no. Buen humor, pero mala representación del trabajo cotidiano de los físicos teóricos. Durante demasiado tiempo, físicos, historiadores y filósofos se tomaron la broma de Gamow en serio. La investigación teórica, se nos decía, se refiere a pensamientos abstractos que nada tienen que ver con esfuerzos, actividades o mañas. Las teorías, las visiones del mundo o los paradigmas parecían las unidades apropiadas de análisis; de describir el nacimiento y el desarrollo conceptual de ideas concretas se trataba.

Conforme a tal punto de vista, apenas importaba el manejo experto de instrumentos. Las ideas, incorporadas a textos, pasaban fácilmente de teórico a teórico, libres de las limitaciones materiales con que pugnaban los físicos experimentales, atados a sus microscopios electrónicos, sus aceleradores o sus cámaras de burbujas. La mente contra la mano: nuestra concepción del progreso de la física, que imagina un reino de las ideas puramente cognoscitivo, separado por completo del reino manual de la acción, plasma esa contraposición.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados