Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Marzo de 1997
Cosmología

Rayos cósmicos en las fronteras de la energía

Estas partículas tienen más energía que ninguna otra del universo. Su origen desconocido podría, sin embargo, hallarse bastante cerca.

A una cadencia aproximada de una por segundo, las partículas sub-atómicas penetran en la atmósfera terrestre portando la energía de una peña arrojada con fuerza. De este fenómeno se infiere que, en algún lugar del universo, hay fuerzas que pueden suministrar a un solo protón 100 millones de veces la energía alcanzable en nuestros aceleradores más potentes de partículas. ¿Dónde se halla esa fuente? ¿De qué modo acontece el proceso?
Sobre esas cuestiones vienen interrogándose los físicos desde el descubrimiento de los rayos cósmicos en 1912. (Aunque sabemos ya que tales entidades son en realidad partículas, se las sigue llamando "rayos".) El medio interestelar contiene núcleos atómicos de todos los elementos de la tabla periódica, que se mueven sometidos al influjo de campos eléctricos y magnéticos. Sin el efecto de apantallamiento de la atmósfera terrestre, los rayos cósmicos constituirían una seria amenaza contra la salud; de hecho, la gente que vive en regiones montañosas o viaja a menudo en avión recibe una apreciable dosis de radiación extra

Este artículo incluye

HEGRA: el Observatorio de Rayos Cósmicos de La Palma (Tenerife)

    • Victoria Fonseca
Es el observatorio de rayos cósmicos más complejo del mundo, resultado de una colaboración hispano-alemana.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.