Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Septiembre 2004Nº 336

Medicina

Lipotoxicidad y diabetes

La diabetes mellitus, una alteración del metabolismo de la glucosa, podría venir desencadenada por lípidos. Al actuar como factores tóxicos, los ácidos grasos intenvienen en la progresión de la enfermedad.
Menear
Suele decirse, en lenguaje coloquial, que la diabetes es un problema del "azúcar". En efecto, los pacientes diabéticos se caracterizan por presentar unos niveles de glucosa en sangre muy altos (hiperglucemia). Menos familiar resulta la posible intervención de los ácidos grasos en la alteración del metabolismo glucídico. De la relación de la lipotoxicidad con la diabetes nos ocuparemos aquí.
El organismo controla el metabolismo de los hidratos de carbono. Lo hace con estricto rigor para evitar que la glucemia caiga por debajo de un nivel específico, que pondría en peligro la supervivencia celular. La glucosa, un hidrato de carbono, constituye un nutriente clave para los tejidos. Pero si merma la reserva de glucosa, disponemos de mecanismos adaptativos que permiten la utilización de los ácidos grasos como fuente de energía.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados