Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

  • 19/10/2018 - ECOLOGÍA

    La biodiversidad también puede desestabilizar los ecosistemas

    La riqueza de especies aumenta la estabilidad temporal del ecosistema, pero disminuye su resistencia frente a un aumento de la temperatura.

  • 18/10/2018 - Sordera

    ¿Restaurar la pérdida de audición?

    Experimentos realizados en ratones identifican una proteína cuya estimulación promovería la regeneración de las células sensoriales dañadas por el exceso de ruido o la edad.

  • 17/10/2018 - astronomía

    Pero ¿cómo se forman realmente los planetas?

    Como un coche que pesa el doble que el acero con que lo hicieron, los exoplanetas tienen una masa mucho mayor que el material del que surgen. Este nuevo hallazgo pone en entredicho las teorías de la formación planetaria.

  • 17/10/2018 - Comportamiento

    Por qué vivir en pareja engorda

    Los hábitos comunes que se adquieren durante la convivencia son los responsables del aumento de peso.

  • 16/10/2018 - astronomía

    Grandes penitentes de Europa

    Recuerdan a los nazarenos de una procesión, con sus ropas blancas y sus capirotes. Son unas agudas cuchillas de hielo que se juntan a cientos en neveros o campos de hielo. Y no las hay solo en la Tierra.

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Octubre 2014Nº 457
De cerca

Biomateriales

Texto completo

Biomateriales al servicio de la medicina

Ofrecen múltiples soluciones para curar lesiones óseas, nerviosas y musculares.

Menear

La ingeniería de tejidos suena a ciencia ficción. Hasta hace un par de décadas quizá solo aparecía en películas de Hollywood o en novelas de Aldous Huxley, pero hoy se ha convertido en una realidad. Gracias a los avances logrados en biología molecular, química, ingeniería y medicina regenerativa, ha cobrado vida como un campo científico multidisciplinar.

El objetivo principal de esta disciplina novedosa consiste en obtener tejidos vivos que permitan regenerar, o incluso sustituir, estructuras dañadas. Para ello, se buscan soportes artificiales, equivalentes a órganos o tejidos, donde las células puedan organizarse y comportarse como si formaran parte del tejido original. Además, se añaden factores biológicos de crecimiento y de diferenciación celular, unas moléculas que dirigen el desarrollo y regeneración del tejido en cuestión.

Nuestro grupo de investigación se ha centrado en la obtención de diferentes biomateriales con aplicaciones en distintos tejidos. Uno de ellos es el tejido óseo. Una estrategia eficaz consiste en utilizar como soporte materiales basados en el quitosano (un derivado de la quitina presente en el exoesqueleto de crustáceos) y proteínas morfogénicas de hueso, como BMP2 (proteína morfogénica ósea2, por sus siglas en inglés). De igual modo, con este tratamiento también es posible transformar el tejido muscular en tejido óseo de una manera controlada y favorecer así la curación de la lesión.

Tales avances podrían repercutir no solo en los campos de la odontología y la traumatología, sino también en la recuperación de fracturas ocasionadas por enfermedades comunes de la vejez, como la osteoporosis o la osteoartritis.

Pero nuestro grupo también se ha fijado en otros tejidos, como el nervioso y el muscular. Generalmente, cada biomaterial requiere una mezcla compleja y específica de moléculas que dirijan el crecimiento y regeneración del tejido. La familia de proteínas BMP ha demostrado una enorme eficacia en la diferenciación de distintos tipos de células.

Por otro lado, sigue siendo un reto encontrar un material de soporte ideal para cada una de las situaciones que se nos presentan. Algunos, como los hidrogeles a base de vinilpirrolidona, resultan muy ventajosos porque sobre ellos las células se adhieren débilmente. Esta propiedad, a priori negativa, facilita la separación posterior del cultivo, con lo que se obtienen injertos celulares fácilmente implantables en el organismo.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados