Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Junio 2012Nº 429

Neurociencia

El cerebro sometido a tensión

Los circuitos neuronales responsables del autocontrol consciente son sumamente vulnerables al estrés. Cuando no funcionan, la mente es incapaz de regular los impulsos primarios y se paraliza.
Menear
El examen de admisión a la facultad de medicina, un bombardeo de cientos de preguntas que dura cinco horas, suele dejar desconcertado y ansioso incluso al candidato mejor preparado. Para algunos futuros médicos, la incesante presión hace que su capacidad de razonamiento enlentezca o se pare por completo. La experiencia, a la que se refiere a menudo como asfixia, dolor de cabeza, nervios, temblor, abatimiento, pánico, mente en blanco u otros términos descriptivos, le resulta familiar a casi todo aquel que haya arruinado un discurso, se haya quedado paralizado al escribir o se haya enfrentado a un largo examen.
Durante decenios se creía conocer lo que sucedía en el cerebro durante un examen o en un campo de batalla. Pero en los últimos años, varias investigaciones han arrojado nueva luz sobre la fisiología del estrés. La respuesta al estrés no solo consiste en una reacción primitiva en la que intervienen ciertas partes del encéfalo presentes en una gran variedad de especies, desde la salamandra hasta los humanos. El estrés puede inutilizar nuestras facultades mentales más avanzadas, las regiones del cerebro más desarrolladas en los primates.

Puede conseguir el artículo en: