Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Dos cerebros en uno

Los estudios iniciados hace más de un cuarto de siglo siguen arrojando luz sobre la organización del cerebro y de la consciencia.
Hace unos treinta años escribí en Scientific American sobre lo que entonces eran unos nuevos y espectaculares estudios del cerebro. Tres pacientes fueron sometidos a una intervención quirúrgica en la que se les seccionó el cuerpo calloso, la gran vía neuronal que comunica las dos mitades del cerebro, como tratamiento a la epilepsia. Roger W. Sperry, Joseph E. Bogen y yo observamos lo que les sucedía a estos pacientes cuando los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro no podían comunicarse entre sí.
Resultó evidente que la información visual ya no pasaba de un hemisferio a otro. Si proyectábamos una imagen en el campo visual derecho, es decir, en el hemisferio izquierdo, que es donde se procesa la información del campo visual derecho, los pacientes podían describir lo que estaban viendo. Pero cuando la misma imagen se presentaba en el campo visual izquierdo, decían que no veían nada, aunque si se les pedía que señalaran un objeto semejante al proyectado, lo hacían fácilmente. El cerebro derecho había visto la imagen y podía realizar una respuesta no verbal, pero no podía decir lo que había visto.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.