Banda ancha óptica en habitaciones

Transmisiones de luz codificada proporcionarían servicios multimedia de la Red a los equipos inalámbricos que se encuentren en una sala.
Los ingenieros electrónicos sueñan desde hace mucho con la conectividad ubicua: la distribución inalámbrica de datos de la índole que sea para todos, en cualquier lugar y momento. Y son notables los logros alcanzados: más de dos mil millones de personas poseen teléfonos celulares, cientos de millones intercambian mensajes y ficheros por medio de ordenadores portátiles, móviles y otros dispositivos digitales que utilizan Wi-Fi, la técnica de radiofrecuencia de las redes inalámbricas de área local.
Por añadidura, cada vez más usuarios de Wi-Fi disfrutan de la comodidad de usar aparatos inalámbricos móviles en cualquier lugar interior. Al mismo tiempo, los dispositivos y aparatos electrónicos tradicionalmente fijos se enriquecen con medios de transmisión inalámbricos que permiten comunicarse con ellos desde la distancia. Crece el deseo de acceder a servicios de banda ancha sin necesidad de utilizar los enlaces por hilo físico acostumbrados. Pero la limitación del ancho de banda disponible en las gamas de frecuencia deseadas determina que la velocidad de transmisión y la capacidad de canal en Wi-Fi sean insuficientes y, por tanto, que sea lento el acceso a los servicios multimedia de la Red, tales como la navegación y la videoconferencia por Internet, o la televisión y el cine a petición.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.