Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Septiembre de 2007
Clima

Océanos más cálidos y huracanes más fuertes

Crecen las pruebas de que el calentamiento global refuerza los vientos devastadores y lluvias torrenciales de los ciclones.

El verano de 2004 fue un clarinazo de alarma: cuatro huracanes descomunales arrasaron Florida y diez tifones azotaron las tierras de Japón, cuatro más que los padecidos en el año anterior. Los científicos, asombrados, no se ponían de acuerdo en la explicación del fenómeno, especialmente en cuanto al papel del calentamiento global en tan inusitado aumento. Después vino la estación de 2005, que batió marcas en el Atlántico Norte con los devastadores huracanes Katrina y Rita. Pero en 2006, tras un fuerte aumento de las primas de seguro en el sudeste de EE.UU., el número de tormentas fue bastante menor de lo previsto. Si el calentamiento global era determinante, ¿por qué este súbito descenso?

El estudio minucioso de las pautas del clima está alcanzando una explicación consensuada de los crecimientos espectaculares de 2004 y 2005, así como del apaciguado 2006. Por desgracia, pronostica también problemas meteorológicos a largo plazo.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.