Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Visión tridimensional

Tras varios decenios de espera, al fin tenemos aparatos que exhiben objetos reales en tres dimensiones.
Desde hace años los ingenieros se esfuerzan por desarrollar dispositivos que representen en tres dimensiones imágenes vívidas, interactivas y susceptibles de manipulación. Los químicos aplicarían esa técnica al diseño de fármacos. Las compañías petroleras a la ubicación exacta del lugar donde perforar para la extracción de gas y petróleo. Los cirujanos la usarían para la planificación de intervenciones quirúrgicas: harían pasar sondas o haces de rayos a través de la sucesión de imágenes (cortes) que proporcionan la resonancia magnética (MR) y la tomografía computerizada (TAC). Pero los aparatos ideados hasta ahora adolecen de algunos inconvenientes: el parpadeo de la imagen, la estrechez del campo visual y la necesidad de utilizar gafas especiales.
En fecha reciente se han superado tales limitaciones merced a unos sistemas interactivos de visión volumétrica tridimensional. Los han creado dos compañías que han combinado sus propias técnicas con componentes del mercado, como el chip procesador digital de luz (DLP, de "Digital Light Processor") de Texas Instruments. Los productos de esas dos firmas están ahora pasando de la fase experimental a la comercial.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.