Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Junio de 2016
Medicina

¿Una vacuna contra el cáncer?

Atacar a las células cancerosas con su propio ADN podría ayudar a erradicar los tumores y a prevenir recidivas.

Durante más de una década, los investigadores han estado intentando estimular los sistemas de defensa antitumorales de los pacientes con la ayuda de vacunas. Este tipo de vacunas no están diseñadas para impedir la aparición del cáncer. En lugar de ello, dotan al sistema inmunitario de las armas adecuadas contra su enemigo, las células cancerosas. Normalmente, estas no se diferencian lo bastante de las células normales para que el sistema inmunitario las reconozca y reaccione contra ellas, pero hemos ideado maneras de delatar y abordar algunas proteínas exclusivas de los tumores.

Las células humanas están recubiertas de las llamadas autoproteínas, que sirven como indicadoras para el sistema inmunitario. Hacen las veces de un documento de identidad que indica si una sustancia pertenece al cuerpo y no debe ser atacada. Por desgracia, esas proteínas también cubren el exterior de las células cancerosas. Los primeros esfuerzos de nuestro equipo y de otros para crear una vacuna contra el cáncer tal vez fracasaron porque estimulaban el sistema inmunitario para buscar proteínas que están presentes, en distinto grado, en ambos tipos de células.

Hace poco hemos descubierto proteínas que solo se hallan en los tumores. Al analizar las secuencias genómicas del tumor y del tejido normal del paciente hemos identificado proteínas exclusivas del cáncer. Después, hemos estudiado cuáles de ellas generan una intensa reacción por parte de las moléculas inmunitarias encargadas de dirigir la respuesta del organismo contra las sustancias extrañas, las proteínas del complejo mayor de histocompatibilidad, o MHC. Con esa información se pueden crear vacunas personalizadas a base de células dendríticas con el MHC del paciente que capturan las proteínas tumorales y las presentan al sistema inmunitario. Ese estímulo ayuda a desencadenar la respuesta antitumoral de los linfocitos T y marca a las células cancerosas portadoras de esas proteínas, que serán destruidas.

El año pasado ensayamos esa estrategia en tres pacientes con melanoma. Como explicamos en su día en Science, hallamos siete proteínas específicas del cáncer que se unían a las moléculas del MHC de cada paciente. Nos emocionó ver reacciones en los tres: de las siete proteínas, tres fueron reconocidas por los linfocitos T de los pacientes, que atacaron a las células cancerosas.

Un año después, el sistema inmunitario de los tres seguía vertiendo linfocitos T antitumorales en la sangre, lo que apunta a que nuestras vacunas podrían actuar contra las recidivas del tumor. Dos de los tumores desaparecieron o se estabilizaron, pero como los pacientes recibieron otros tratamientos, no sabemos qué fue lo determinante. Hasta la fecha, los tres siguen vivos y estables, sin ningún efecto secundario de la vacuna.

Nuestro trabajo acaba de comenzar. Elegimos el melanoma porque es un cáncer con numerosas mutaciones y proteínas diana, pero queremos examinar la estrategia con otros tipos. Antes de que nuestro método pueda formar parte del arsenal al uso contra el cáncer, será preciso estudiar cómo afecta a la larga a los tumores y acelerar el proceso de producción de la vacuna. Queremos usar las vacunas para complementar otras inmunoterapias oncológicas. Esperamos que los pacientes acaben contando con tratamientos más eficaces.

Artículo incluido en

Las defensas contra el cáncer

    • Weintraub, Karen

La estimulación del sistema inmunitario está dando resultados prometedores en la lucha contra el cáncer.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.