Hace 50, 100 y 150 años

Recopilación de noticias publicadas en Scientific American.
Por Mark Fischetti

1921: Una infografía antigua ilustra de qué modo sufrieron los ferrocarriles de EE.UU. a causa de una economía deprimida caracterizada por la deflación. Los trenes no pueden transportar una carga que no existe. [SCIENTIFIC AMERICAN, VOL. CXXIV, N.o 25, 18 de junio de 1921]

 

1971
Las clases sociales en los pavos

«Realizamos un minucioso estudio sobre la población de pavos silvestres que viven en el Refugio de Fauna Welder (Texas) y en su entorno, y descubrimos un sorprendente grado de estratificación social, mayor que el observado hasta ahora en cualquier otra sociedad de vertebrados, salvo las humanas. En esa comunidad de pavos, el estatus de cada individuo queda determinado en el primer año de vida, y no cambia durante la vida del animal. Una consecuencia es que la mayoría de los machos nunca tienen ocasión de aparearse. Presumiblemente, ese fenómeno confiere ventajas a la sociedad, lo cual ofrece un interesante tema de especulación. Quizá los pavos de Welder brinden a los humanos un modelo de conducta: muchas veces podría sernos beneficioso, incluso a nivel individual, conceder menos atención a la autocomplacencia y más a la eficacia de grupo.»

1921
El rayo cae dos veces

«La manida teoría de que nunca caen dos rayos en un mismo sitio ha sido modificada por expertos forestales del Departamento de Agricultura de EE.UU. en estos términos: los rayos se descargan muy a menudo casi en los mismos lugares. Hay unas zonas donde habitualmente puede darse por hecho que caerán rayos con cada tormenta eléctrica. Con los datos acumulados sobre las causas y las localizaciones de los incendios en los bosques nacionales, podrían confeccionarse mapas de las zonas de descargas e introducir medidas preventivas, como los cortafuegos, el pastoreo regulado y normas para retirar los árboles muertos. Los silvicultores creen que permitirían combatir, de forma más o menos inmediata, los incendios causados por rayos en su inicio.»

Bombas lunares

«Los detalles de la superficie lunar son claramente visibles a simple vista. Se ha sostenido que las depresiones que presenta dicha superficie se deben a la actividad volcánica. Pero más recientemente se ha planteado otra hipótesis: las formaciones con aspecto de cráter se deben al impacto y penetración de meteoritos. Las pruebas que apoyan esa idea proceden de los experimentos militares realizados en el Aeródromo Langley, en Virginia. Con ellos se proponía obtener información sobre el efecto de las bombas lanzadas desde aviones. Las fotografías revelan que las bombas producen unas depresiones notablemente similares a las de la Luna.»

1871
A las tortugas les gusta el telégrafo

«Un comunicado reciente del superintendente de la Compañía Internacional de Telégrafos entre Punta Rosa y Cayo Hueso ha introducido un nuevo renglón en la lista de peligros que acechan a los cables oceánicos. Durante el año pasado, el cable en cuestión había sido tantas veces dañado o roto que un examen cuidadoso mostró que la causa se hallaba en la tortuga boba, abundante en esas aguas. En muchos puntos el cable tenía el aspecto de haber sido mordido, y en otros, de haber sido comprimido por ambos lados hasta el punto de perder su conductividad. Las roturas y los daños se producen donde más abundan las tortugas bobas. La compañía ha cursado un pedido de cable mucho más largo y más resistente, y cuando se haya tendido, las asaltantes tendrán algo más consistente donde afilar sus mandíbulas que el actual cable de acero trenzado.»

Ancianidad precoz

«Son legión el número de hombres cuya mente es más débil a los cuarenta o cincuenta. Su mente se halla en un estado lábil, raquítico, incapaz de afrontar las cuestiones cotidianas.»

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.